Restaurante

La historia del Molino del Conde viene de lejos ya que han transcurrido más de 25 años desde que abriéramos el restaurante en un edificio muy singular que nos proporcionó el nombre, en Castellar de la Frontera.  Años después nos trasladamos a Guadiaro, acercándonos a la costa y a nuestros clientes, y finalmente hemos recalado en la Ribera del Marlin, en el Puerto de Sotogrande, con nuestra cocina marinera y los arroces que nos han dado fama.

Para disfrutar plenamente de nuestras propuestas gastronómicas contamos con un espacio espectacular en el Puerto, en el que merece ser destacada una amplia y cómoda terraza que está disponible prácticamente todo el año merced al clima perfecto de Sotogrande.